Y no solo inglés, sino español, mandarín y portugués de Brasil son también los idiomas que esta pareja de hermanos ha decidido enseñar a través del desarrollo de aplicaciones móviles. Cristóbal y María Viedma, ambos españoles y expertos en el desarrollo del lenguaje: él, un informático que al principio tenía experiencia en Singapur y España; ella, profesional en la enseñanza de idiomas y fundadora de distintas academias.

Juntos han creado lo que para Google es una de las mejores aplicaciones. Monkimun retiene la atención de los menores de la casa, con edades entre 2 y 6 años, permitiéndoles ir aprendiendo poco a poco el uso de preposiciones, adverbios locativos, pronunciación; de hecho, en el mandarín se apuesta con enseñar con formas asociativas, es decir, si el símbolo de dicho idioma tiene una forma respectiva, ellos se encargan de unirlo gráficamente con la imagen visual de lo que representa la palabra. Toda una creatividad.

Monkimun ha ido revolucionando la forma de aprender inglés en los más pequeños, entendiendo la premisa de que los infantes no conocen cómo manejar un mouse o un teclado, por ello es que las tabletas son una oportunidad novedosa para este público tan joven. De hecho, por dicha condición tan especial, los autores consideraron que los niños no deberían contar con publicidad, por lo que el primer nivel es una versión de prueba y para seguir continuando con los demás, los padres tendrían que pagar. Además, cuenta con informes de progreso y estadísticas de los niños en sus idiomas para que sus representantes estén al tanto de la evolución.

Esta app para niños ha sido elegida también por institutos escolares de infancia, siendo de gran utilidad para profesores de idiomas. De hecho, para los niños mayores o adolescentes también son de gran ayuda, según comentan los maestros de idiomas. Y aunque parezca muy sencillo, saber cómo enseñar a niños de 2 a 6 años de edad no es tarea fácil, porque aunque absorban conocimiento muy rápidamente, también es cierto que si no lidian con el idioma puede ser costoso, por ello es que Monkimun viene a suplir este vacío y a ayudar en el aprendizaje de los idiomas.