Desde el año 1995 data uno de los buscadores o indexadores de páginas web más importantes del mundo: su nombre es Google y sus bases yacen en la elaboración dedicada de un proyecto de tesis de grado en la Universidad de Stanford, ubicada en California, Estados Unidos.

Lo que en principio se quedaba en lo académico, más tarde fue creciendo en base a la visión y esfuerzo de sus dos fundadores hacia una empresa digital comercial: Sergey Brin, estudiante de Matemáticas y Ciencias de la Computación para aquel entonces; y Larry Page, por su parte, como estudiante de Ingeniería.

Estos jóvenes de 23 y 24 años se conocieron cuando Larry deseó cursar estudios en la Universidad de Stanford, por lo que Sergey le enseñó el campus universitario. Ambos, desde ya, tenían planteado una meta clara en común, la cual se centraba en obtener información relevante que surgiera de distintos datos, lo que hoy se conoce como motor de búsqueda.

Su primer proyecto fue BackRub, que sería la base para desarrollar Google posteriormente. BackRub fue empleado por la mencionada universidad durante más de un año. Secuencialmente, en 1998 quisieron mejorar los procesos tecnológicos y por ello buscaron a inversionistas que los ayudaran a expandirse empresarialmente, puesto que las oficinas y centro de datos eran sus propias habitaciones.

La prensa comenzó a abordarlos y destacaba la eficiencia del nuevo buscador, que aun estaba en versión de prueba y llevaba como nombre una mezcla de palabras inspirada en Milton Sirotta, la cual significaba concisamente la misión de categorizar toda la información digital y ponerla a disposición de los internautas de forma organizada. Google provino de Googol, que significaba un 1 seguido de 100 ceros: esto representa los algoritmos de indexación de este buscador.

Más tarde, el ingeniero Paul Buchheit se les sumó a los chicos y fue el creador de importantes productos Google como el AdSense, conocido como el mejor sistema de publicidad de la web; y el Gmail que todos conocéis. Y asimismo, en 2001, Eric Schmidt impulsó a Google a través de relaciones empresariales de forma vertiginosa y exitosa.